(IN SPANISH) There has been a drastic collapse in the number of concerts, plays and film screenings in Spain over the last 10 years as ticket sales have struggled to recover from the recession. And no one knows if things will ever get back to normal, writes Tomasso Koch.

Tal vez algún guionista tome nota. Porque las cifras son frías, sobre todo con tantos menos por delante. Pero lo que cuentan en realidad es un drama de ciencia-ficción: miles de conciertos, espectáculos y proyecciones de películas se han volatilizado en España. Y nadie sabe cuándo y si volverán.
Entre 2007 y 2017, han desaparecido una de cada tres... Keep reading on El Pais